Ideas para usar colores triádicos en el dormitorio

colores triádicos en el dormitorio
Pinterest.com

Un esquema de colores triádicos se compone de tres colores espaciados uniformemente en la rueda de colores. Las dos paletas triádicas más básicas son los colores primarios rojo, azul y amarillo, y los tonos secundarios naranja, violeta y verde. Pero estas no son las únicas tríadas posibles. La rueda de colores abarca varios colores terciarios entre los colores primarios y secundarios (por ejemplo, rojo-violeta, amarillo-naranja y azul-verde). También puede crear esquemas de colores triádicos utilizando estos tonos intermedios.

Debido al fuerte contraste, una paleta triádica es generalmente bastante dramática, pero puede atenuar el drama a un nivel manejable eligiendo tonos tenues. No te pierdas estas ideas para usar colores tridádicos en tu dormitorio y que quede espectacular.

Usa un color de acento

Al decorar con un esquema de color triádico, no sientas que tienes que usar cada color por igual. De hecho, es mucho más común seguir la regla 60-30-10, donde un color es predominante, un color toma un papel secundario y el tercer color se usa con moderación como acento. Por ejemplo, puedes usar un naranja apagado como color principal, un verde más oscuro como tono secundario y púrpura solo un pequeño acento que se encuentra en la alfombra del área. El resultado es colorido pero controlado, perfecto para la relajación.

colores triádicos en el dormitorio
Pinterest.com

Rojo, amarillo y azul

Si te preocupa que los colores primarios parezcan demasiado brillantes para tu gusto, intenta silenciar uno o dos de los colores para evitar demasiada intensidad al decorar con una combinación de colores triádica. Por ejemplo, puedes escoger un amarillo que agrega calidez a un azul marino, mientras que el rojo alegre puede dar una dosis de emoción.

Los colores tenues (pero no sombríos o fríos) son bastante sofisticados y adecuados para el dormitorio principal. Podrías trabajar el trío de varias formas: rojo quemado y amarillo mostaza con azul puro como acento. O un amarillo soleado contra el rojo granero y el azul cian; o incluso tonos pastel de azul, amarillo y rosa combinados para una sensación femenina.

Morado, verde y naranja

Esta combinación de colores es ideal sobre todo para dormitorios infantiles, pero puede usarse también en dormitorios principales. Si quieres crear un espacio relajante para el dormitorio de un niño que aún sea colorido, intenta usar una versión tenue del esquema de color triádico naranja, verde y morado. Una colcha de lavanda, una almohada decorativa de color naranja óxido y hojas de color verde oscuro en la pintura sobre la cama son una impresionante combinación de color que es relajante para la vista y para el estado de ánimo.

colores triádicos en el dormitorio
Pinterest.com

Sombras intermedias

Trabajar con un esquema de color triádico no tiene por qué ser tan estricto como el rojo-amarillo-azul o el verde-violeta-naranja. Hay muchos tonos intermedios que se pueden combinar para crear una atmósfera divertida y colorida. Por ejemplo, puedes usar un tono verde azulado en las paredes y los cojines decorativos, los toques de rosa en la colcha y las formas abstractas en la pared, el amarillo dorado otros cojines y en algunos toques pequeños… ¿lo estás imaginando? Quedará muy bien.

Naranja, verde y morado

Si lo que quieres es decorar con una paleta atrevida como morado, verde y naranja, pero tienes miedo de sobrecargar la habitación, tienes que quedarte con un fondo neutro y pequeños toques de cada color para relajarte. Los cojines decorativos son buenas opciones.

Azul ecléctico, rojo y amarillo

El esquema de color primario puede funcionar en una variedad de estilos, incluido el ecléctico. Por ejemplo, puedes representar bien esto de la siguiente manera: pared azul océano, una pantalla amarilla y una colcha roja traen cada color para crear un efecto impresionante. Hay otros colores neutros que puedes usar a juego para permitir que cada color se destaque, lo que puede ayudar a cualquiera que quiera probar un esquema de color triádico y que quede genial.

Turquesa, rosa y amarillo

Los colores primarios y secundarios tienen su lugar, pero jugar con los colores intermedios es una excelente manera de mostrar tu creatividad. Por ejemplo, en una habitación verde azulado, rosa y amarillo dorado es divertida y moderna… pero no cubre toda la habitación con un color que sea demasiado cargante. Cada color llamativo complementa bien al otro y se puede usar en una habitación infantil o principal; las posibilidades están muy abiertas.

colores triádicos en el dormitorio
Pinterest.com

Turquesa, magenta y amarillo miel

Si te preocupa que tu dormitorio con colores triádicos se vuelva demasiado intensa, tienes suerte: un esquema triádico se puede atenuar fácilmente. Por ejemplo, el magenta brillante se puede cambiar por un malva relajante, el turquesa iridiscente se convierte en un verde azulado oceánico y el amarillo dorado adquiere un brillo de miel más suave. El simple cambio da vida a un espacio neutral pero aún irradia tranquilidad.

Colores en tonalidades pastel

Si eres alguien que se inclina por los tonos pastel, es el esquema de color de tríada perfecto para ti. Los tonos claros de rosa, azul cielo y amarillo narciso son un espectáculo para la vista. Toda la habitación está bañada en color pero está tenue para no volverse dominante o distraer demasiado. Puedes añadir acentos dorados para añadir un toque de elegancia por ejemplo, a un dormitorio principal.