Trucos prácticos para mantener el orden en el dormitorio

Sea como sea tu casa y tu personalidad, mantener los espacios ordenados es un requisito fundamental si quieres vivir en un entorno tranquilo y acogedor. Y mantener el orden en el dormitorio te facilitará mucho las rutinas matinales. Aquí tienes algunas claves prácticas que te ayudarán, y mucho.

orden en el dormitorio
Fuente: Maisons du Monde

¿Te imaginas levantarte por la mañana y no encontrar las cosas que necesitas para arreglarte? Pues precisamente eso es lo que puede suceder si dejas que el caos se apodere de tu armario, de tus cajones o de los muebles del baño. Y es que mantener el orden en el dormitorio es un requisito imprescindible para poder disfrutar de mañanas tranquilas, en las que aprovechar el tiempo al máximo y prepararse para el nuevo día de la forma más fácil y rápida posible.

Fuente: Ikea

Para lograrlo es necesario seguir unas pautas que te permiten tener tus armarios ordenados y bajo control. Aquí tienes los mejores trucos para conseguirlo, incluidos los consejos de la gurú del orden Marie Kondo.

El orden en el dormitorio pasa por un armario organizado

Fuente: Car Möbel

Si tienes tu armario ropero bien organizado, tu dormitorio estará en orden. Esto es un hecho en la gran mayoría de los casos. Por eso, igual que elegimos la decoración, la ropa de cama o la alfombra, debemos centrar nuestra atención y nuestros esfuerzos en elegir bien nuestro armario, de forma que responda correctamente a nuestras necesidades.

No sirve de nada tener un armario enorme, con mucho espacio para colgar, si lo que nosotros tenemos que guardar son, sobre todo, camisetas y prendas dobladas. Por eso, lo mejor que puedes hacer es diseñar un interior de armario adecuado a ti, a tu ropa. Piensa en lo que necesitas guardar en él, y haz los cambios necesarios.

Fuente: Ikea

Puede que no te encuentres en el momento de renovar el interior del armario, ni el exterior, pero siempre puedes adaptarlo de una forma más económica. Busca cajas para las baldas, si necesitas guardar cosas pequeñas.

O compra perchas especiales para las prendas que tienes (existen modelos de perchas pantaloneras, para cinturones y corbatas, etc.). También puedes optar por divisores de cajones que te ayudan a adaptar el espacio disponible. Busca las soluciones más adecuadas.

El secreto está en no acumular

Fuente: Maisons du Monde

Puede que te parezca una afirmación muy manida, pero es la primera instrucción, clara y meridiana, que cualquier experto en orden va a darte. No se puede mantener el orden en el dormitorio (ni en ningún otro espacio) si nos dedicamos a acumular sin ton ni son cosas que no necesitamos.

Por eso lo primero que debes hacer es deshacerte de todo aquello que no uses (respetando algunas cosas y prendas que sean especiales para ti). Deja de guardar prendas de distintas tallas, o de temporadas pasadas. Elimina todo aquello que llevas meses sin ponerte, porque difícilmente lo vas a volver a utilizar. Piensa si quieres donarlo y hazlo sin miedo.

Para evitar acumular cosas, puedes hacer tuya la siguiente norma: cada vez que entra una cosa nueva en el armario, sale otra. Es decir que si te compras un vestido nuevo, debes deshacerte de uno viejo. Haz lo mismo con los pantalones, las camisas o los zapatos, sustituyendo las cosas similares.

Clasifica los objetos

Fuente: Zara Home

Parece obvio, pero no siempre lo hacemos. O no con la convicción que deberíamos, al menos. Clasificar nuestra ropa y accesorios, por prendas, por uso, por colores, etc., es fundamental para mantener el orden en el dormitorio.

Fuente: Ikea

Cada uno puede usar el método que mejor le funcione, pero el armario y los cajones han de estar organizados en función de lo que tengamos que guardar, ya sean prendas de abrigo, ropa de cama o zapatos. Y si por las mañanas nunca sabes qué ponerte, puedes planificar con tiempo algunos conjuntos que te gusten y que combinen bien y tenerlos en cuenta. Ahorrarás mucho tiempo y quebraderos de cabeza.

Todo a la vista

Fuente: Car Möbel

Una vez estés diseñando el interior de tu armario, has de buscar un lugar práctico y cómodo para las cosas que más usas. Deja los espacios altos o de más difícil acceso para aquello que se usa con menos frecuencia. Eso sí, ten en cuenta que las prendas o complementos que no estén a la vista, pasarán desapercibidas y no las usarás.

El método de Marie Kondo

Fuente: Car Möbel

Se ha convertido en toda una eminencia en lo que al orden doméstico se refiere. Su método, seguido por miles y miles de personas en todo el mundo, se basa en unas claves muy concretas: deshazte de todo lo que no te hace feliz (lo que viene a ser lo mismo que esas cosas que ya no te gustan y ya no usas), despídete de cada cosa y dale salida de tu vida, y dobla las prendas para guardarlas en vertical. Así ocupan menos, las tienes a la vista y no se arrugan.

Marie Kondo impone su método en todos los espacios de la casa, no solo en el dormitorio. Igual que hay que tirar la ropa que no te proporciona felicidad, hay que hacer lo mismo con los libros, documentos, objetos, etc.

Utilices el método que utilices, lo importante es seguir algunas pautas que te ayuden a lograr el objetivo: mantener tu propio orden en el dormitorio, sobre todo si es pequeño, así como en tu casa y también en tu vida. ¡Manos a la obra!