Qué debes tener en cuenta antes de comprar un futón

futon en el salon

No todo el mundo tiene un futón en casa, pero cuando se tiene se sabe lo práctico que puede ser, siempre que se haga uso de este mueble. Los futones comenzaron en Japón como simples colchones para el suelo que podrían enrollarse y almacenarse durante el día, pero hoy el término «futón» a menudo se refiere a marcos de madera o metal que soportan colchones o almohadillas.

Los futones también están disponibles en una variedad de tamaños y, debido a su flexibilidad, muchos se pueden usar indistintamente para sentarse o dormir, convirtiéndose de un sofá a una cama. A menudo sirven como sofás cama en apartamentos o dormitorios. Antes de comprar un futón, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones.

A continuación vamos a comentarte aquello que debes tener en cuenta como por ejemplo: cómo lo usarás, qué tamaño necesitas y el mejor tipo de colchón para el uso previsto y tus preferencias personales. De esta manera, si estás pensando en comprar un futón para tu hogar, podrás hacer la mejor compra y ¡podrás disfrutar de él siempre que quieras!

¿Cómo usarás tu futón?

La forma en que quieras usar un futón determinará en gran medida qué tipo comprarás. Determina la función principal primero. ¿Se usarán principalmente para sentarse y descansar, para dormir o ambos? Si es ambos, ¿querrás alternar entre las dos funciones diariamente, o lo usarás como cama solo ocasionalmente?

futon gris

La forma en que uses tu futón no solo determinará el tipo de armazón que usas, sino también la calidad del colchón. Ten en cuenta que si lo vas a usar principalmente para dormir, un marco de madera puede proporcionar una superficie muy firme. Si eso es algo que no disfrutas, considera una almohadilla más gruesa y de mejor calidad, o tal vez incluso una almohadilla de colchón en la parte superior para que sea más suave.

Si quieres alternar entre una superficie para dormir y un asiento, reduce las opciones a marcos que sean fáciles de usar. Algunos marcos de futón pueden ser difíciles de ajustar, especialmente para una persona.

En este sentido, es importante que tengas muy claro cuál será el uso que harás del futón antes incluso de comenzar a mirar este mueble para tu hogar. Solo de esta manera, podrás valorar antes de comprarlo, la calidad que necesitas. Es lógico pensar que si vas a utilizarlo a diario, entonces deberás fíjate en un mueble de calidad.

El futón del tamaño correcto

Elegir el futón del tamaño correcto es una necesidad si quieres escoger el mueble correcto de este tipo. Tendrás que medir el espacio que tienes disponible antes de nada. Estos muebles están comúnmente disponibles en tamaños gemelos, completos y queen. Los futones extra grandes también están disponibles, pero pueden ser más difíciles de encontrar.

futon blanco

Si no tienes espacio para un sofá cama futón, considera una silla futón que se puede abrir hasta el tamaño de una cama doble. Si solo estás buscando un colchón de este tipo tradicional que se enrolle, mide el espacio del armario donde lo almacenarás. En cualquier caso, ten en cuenta que otros muebles en la habitación deben ser fáciles de mover si necesitas tener espacio para una cama futón, especialmente si tienes que hacerlo con frecuencia.

Elegir el tipo de colchón adecuado

Los colchones de futón tradicionales están rellenos con guata textil, mientras que las versiones más modernas pueden contener espuma, algodón, resortes o una combinación de estos materiales. Elige un tipo de colchón basado en la sensación que quieres tener al tumbarte o sentarte en este mueble y la firmeza del colchón. También es necesario que tengas en cuenta la idoneidad para el uso previsto.

futon sofa

Por ejemplo, los colchones con resortes pueden sentirse más como una cama convencional, pero pueden ser más difíciles de doblar o guardar en forma de asiento que otros tipos de colchones. Los colchones de algodón tienden a ser los más fáciles de enrollar y mover. Los colchones de espuma pueden ser los mejores para minimizar los puntos de presión y no necesitan un cubrecolchón para suavidad (algunos otros sí).

Piensa en tu presupuesto y tus gustos

Por supuesto, es necesario que después de tener todos estos consejos en cuenta, y los consideres antes de comprarte el futón… también es importante que tengas en cuenta el presupuesto que tienes para comprar este mueble y el tipo de decoración que tienes en tu hogar. Debes tener en cuenta el dinero que te gastarás y también qué tipo quieres para que encaje en tu decoración.

Piensa en el dinero que te gastarás según tus posibilidades, pero también piensa que en ocasiones, invertir un poco más de dinero en calidad es necesario. ¿Por qué es necesario? Porque un producto te durará mucho más tiempo al ser de buena calidad que otro que te cueste menos dinero pero que sea de una calidad inferior.

Ir arriba