Tips para acometer la limpieza de primavera y no morir en el intento

La primavera es una época muy especial. Nos trae un montón de cosas geniales como el buen tiempo, los días más largos y la posibilidad de disfrutar más al aire libre. Y también algún que otro inconveniente… como el tener que afrontar la limpieza a fondo de la casa. Hoy te damos algunos trucos para realizar con éxito la limpieza de primavera.

limpieza de primavera
Fuente: Ikea

Si cada vez que te asalta el pensamiento de que tienes pendiente la limpieza de primavera de tu casa tratas de alejarlo inmediatamente de tu cabeza… ¡deja de hacerlo! Mejor piensa en la forma de acometer tan tediosa tarea cuanto antes para volver a disfrutar de tu casa, ya limpia y renovada.

Para ayudarte hoy vamos a darte algunos consejos prácticos que te pueden ayudar a conseguir el objetivo de forma rápida y directa. Toma nota de ellos, fija la fecha en el calendario y ponte manos a la obra. Antes de que te des cuenta habrás terminado.

La organización de la limpieza de primavera es la clave

Fuente: Philips

Lo primero que tienes que hacer antes de ponerte los guantes y coger el trapo es marcar un plan de actuación. Piensa en las tareas esenciales que tienes que realizar. Marca el día que vas a emplear para hacer la limpieza (con una o dos jornadas será suficiente, según el tiempo que puedas dedicar).

Piensa que has de limpiar por habitaciones y zonas. Y dentro de cada una de ellas, comienza de arriba abajo. Primero los techos, altillos, puertas y ventanas, paredes, etc.

También es importante que revises si tienes todo lo que vas a necesitar: productos de limpieza, trapos, un plumero, el aspirador a punto, etc. Compra todo lo que te falte con antelación, y aprovecha por apostar por productos de limpieza ecológicos (en la medida de lo posible).

Aligera tu casa… ¡y tu vida!

limpieza de primavera
Fuente: Ikea

Piénsalo. Estás en el momento perfecto para hacer tuyos los consejos de Marie Kondo, si no todos… sí algunos de ellos. Me refiero concretamente al de aprovechar para deshacerte de todo lo que ya no usas. De todas aquellas cosas que no necesitas y que solo distorsionan tu vida y desordenan tus armarios. Es una de las actitudes más inteligentes que puedes tomar.

Y esto no se reduce solamente a tu armario. Va mucho más allá. Se trata de eliminar las cosas que nos sobran y que nunca usamos en todas las habitaciones de la casa, desde el dormitorio hasta la cocina, pasando por el salón o el cuarto de baño.

Paredes y techos, el punto de partida

Fuente: Inka Decoración

Estas superficies tan relevantes en nuestro hogar suelen ser las grandes olvidadas en la limpieza diaria de la casa, por lo que ahora necesitan que les prestemos atención. Los techos, por ejemplo, son un buen punto de partida para la limpieza de primavera. Comienza por pasarles un plumero para eliminar el polvo.

Continúa después por las paredes, ya estén pintadas o empapeladas. Elimina el polvo que puedan acumular con un trapo o un plumero y después quita posibles manchas. Si tus paredes están pintadas con pintura plástica puedes limpiar las manchas con agua jabonosa, y si tienes papel pintado frota suavemente las manchas con un trapo húmedo sin insistir demasiado.

Renovar los textiles

Fuente: Kenay Home

Es casi una obligación cuando comienzan a subir las temperaturas. No se trata de cambiar de arriba abajo todos los textiles de la casa, sino más bien de guardar los que sean muy invernales, especialmente las alfombras.

La limpieza de primavera es el momento perfecto para acometer esta tarea. Aspira las alfombras o llévalas al tinte si es necesario, y guárdalas hasta la próxima temporada. Guardar también los plaids que sueles tener junto al sofá, y las mantas de pelo.

Una cama muy primaveral

Fuente: Ikea

Cuando le llegue el turno a los dormitorios tendrás que cambiar la ropa de cama. Para empezar, dale la vuelta al colchón y aspíralo si es necesario. También es necesario lavar los protectores, edredones y colchas de invierno antes de guardarlos. Piensa si puedes hacerlo en casa o si tienes que llevarlos a la tintorería.

Después viste tu cama con colchas más frescas y con ropa de cama especial para la primavera. No solo tu descanso será más agradable, sino que lograrás darle al dormitorio un ambiente más fresco y natural, acorde a esta época del año.

Nueva temporada en tu ropero

Fuente: Ikea

Ni se te ocurra dejar para otro día el cambio de armario. No conseguirás nada… De repente te asaltará el calor y te darás cuenta de que tu ropero sigue provisto de abrigos, bufandas y prendas gruesas y abrigadas. Lo mejor que puedes hacer es aprovechar la limpieza de primavera para limpiarlo a fondo y cambiar la ropa de temporada.

Así que, ya sabes, vacía, limpia y guarda las prendas de la manera adecuada. Hazlo cuanto antes y despreocúpate.

Hasta el último rincón

Fuente: Ikea

La limpieza de primavera es el momento perfecto para limpiar todos esos elementos que suelen pasar inadvertidos en el arreglo diario de la casa. Tendrás que pensar en los rodapiés, los interruptores, las lámparas y bombillas (piensa que si están sucias pierden capacidad lumínica), etc.

Si te planteas de esta forma la limpieza de primavera, te darás cuenta de que ni es tan difícil ni tan mortalmente aburrido. Trabajar con método y organización hace que las tareas resulten mucho más livianas. ¿Te apuntas a hacerlo así?