Inicio General Cómo aplanar correctamente una alfombra

Cómo aplanar correctamente una alfombra

Cómo aplanar correctamente una alfombra
pixabay.com

No hay nada que de más rabia en una estancia con una precio alfombra, que ésta se arrugue y pierda su bonita forma. Por eso es tan importante saber cómo aplanarla correctamente y que siga embelleciendo la estancia gracias a su presencia en el suelo.

Así que si tienes la alfombra perfecta para tu estancia, entonces si la acabas de comprar querrás desenrollarla lo antes posible y ver lo bien que queda. O si ya la tienes, pero el trajín diario se ha arrugado, es momento de saber cómo volverla a poner y que quede absolutamente perfecta.

alfombra
pixabay.com

Para la mayoría de las alfombras, estar enrolladas durante un período prolongado de tiempo significa que se requerirá un poco de «trabajo» para volver a ponerlas bien. Pero no temas: hemos reunido las mejores formas de remodelar tu nueva alfombra de área para que complemente tu hogar.

Deja que se asiente

La primera sugerencia es tan solo dejar que se asiente. Tendrás que desenrollarla en el lugar correcto y si tiene ondulaciones o arrugas, la dejas sola un par de días y ella misma cogerá la forma deseada. Esto es así porque las fibras se relajan y acaba aplanándose sin dificultad.

En algunos casos, la gravedad y la paciencia son todo lo que necesitas para que tu alfombra esté en perfecto estado. Pero para obtener mejores resultados, intenta colocar la alfombra sobre un suelo duro mientras esperas, incluso si finalmente planeas usarla sobre una alfombra.

Un poco de vapor

Dependiendo de la construcción de su alfombra, es posible que se puedas vaporizarla para eliminar las arrugas. Esto es algo que se puedes hacer de forma profesional. Sin embargo, es fundamental que pruebes la solidez del color antes de intentar este método. El proceso de vaporización puede arruinar tu alfombra y hacer que los colores se destiñen.

alfombra
pixabay.com

Estirarla

Otra opción es pedirle a un distribuidor de alfombras local que estire la tuya. Si se tensa y se estira lentamente, a menudo las arrugas se quitarán. Sin embargo, este también es un trabajo que es mejor dejar a los profesionales, ya que el proceso de estiramiento puede dañar la alfombra si no se hace correctamente.

Dale la vuelta

La mayoría de las alfombras nuevas tendrán al menos algo de curvatura en los bordes cuando las desenrolles por primera vez. Y luego, incluso cuando el resto de la alfombra se ponga bien, las esquinas no quedan planas.

En ese caso, el siguiente paso depende de la forma en que se curven las esquinas. Si se encrespan hacia arriba, dóblalos ligeramente hacia abajo y déjalas durante uno o dos días. Pero si se enroscan debajo, tendrás que darle la vuelta a la alfombra y doblar las esquinas hacia abajo, o simplemente pesar cada esquina con un objeto pesado (libros, un mueble, etc.) para ayudar a forzar la alfombra.

Pégala en el suelo

Si estás buscando una manera rápida de aplanar tu alfombra, coge un poco de cinta adhesiva de doble cara para alfombras. Cuando lo aplicas en la parte posterior de tu alfombra, la cinta se adherirá al suelo y mantendrá tu alfombra en su lugar.

Aplana eficazmente los pliegues existentes y previene los nuevos. La cinta para alfombras generalmente funciona tanto en suelos duros como en alfombras existentes de pared a pared. Solo tienes que asegurarte de presionar firmemente y suavizar la alfombra antes de adherirla.

alfombra
pixabay.com

Con la plancha

Si has intentado todo pero la alfombra sigue rebelde, tendrás que usar la plancha para que todo vaya bien.

El área rizada de una alfombra se puede planchar a baja temperatura, pero tienes que asegurarte de usar una barrera entre el calor de la plancha y la alfombra. El papel o una tela vieja funciona bien para este propósito. Cuando optes por la plancha, mantenla al mínimo para evitar que se queme, se derrita o cualquier otro daño por calor.

Usa el sol

Si el calor de una plancha no funcionó, o simplemente quieres evitar el daño potencial a tu alfombra, puedes intentar extender la alfombra sobre concreto limpio o asfalto al aire libre. Esto debe hacerse preferiblemente en una tarde seca y soleada. Si dejas la alfombra expuesta a la luz solar directa durante un tiempo, a menudo eso es todo lo que se necesita para liberar cualquier pliegue o arruga.

Con un secador de pelo

Si la plancha o el sol no tuvieron éxito, también puedes optar por un secador de pelo que se usa en la parte posterior de la alfombra. Tendrás que calentar suavemente el área arrugada y luego soltarla.

Para evitar la posibilidad de que se derrita la fibra de la alfombra, tienes que asegurarte de sostener el secador de pelo una distancia de unos 15 o 20 cm y hacer un movimiento de barrido en una configuración de baja a media. Nunca sostengas el secador firmemente en una posición porque puedes quemar la alfombra o estropear el dispositivo. Siempre separado y en movimiento.

¡Ya no tienes excusa para tener una alfombra perfecta!