Cómo crear tu rincón de lectura perfecto, claves e ideas prácticas

Si leer es una de tus pasiones, pon mucha atención a lo que vamos a contarte hoy. Te damos las claves esenciales para que puedas crear tu propio rincón de lectura en casa y así dar rienda suelta al placer de devorar un libro tras otro.

rincón de lectura
Fuente: The Spruce

Una de las cosas buenas que tiene el otoño y la llegada del mal tiempo, es que nos invita a pasar más tiempo en casa, al calor del hogar. Y así recuperamos momentos muy especiales en los que disfrutamos de las actividades que más nos gusta hacer, ya sea en soledad, en familia o con los amigos. Y para todos aquellos que disfrutan sumergiéndose en la trama de un buen libro, hoy explicamos cómo crear el rincón de lectura ideal.

¿Dónde monto mi rincón de lectura?

rincón de lectura
Fuente: Pinterest

Si eres un ratón de biblioteca, seguro que ya sabes cuál es tu forma favorita de leer. Puede ser en la cama antes de dormir o en el salón a cualquier hora del día. Sea como sea, a la hora de buscar el emplazamiento perfecto para un rincón de lectura lo importante es encontrar un lugar tranquilo, alejado del ajetreo y del ruido. Un rincón en paz, que puede estar en el salón o en el dormitorio.

Si sois muchos en casa y hay niños, seguramente te costará más encontrar ese lugar silencioso en el que abandonarte al placer de leer. Tu dormitorio, aunque sea pequeño, puede ser el refugio ideal, ya que no se necesitan muchos metros cuadrados para montar un rincón de lectura. Basta con destinar una esquina de la habitación a poner una pequeña butaca y una lámpara de pie.

Un asiento de lujo

rincón de lectura
Fuente: Maisons du Monde

Puede ser un sillón orejero, una mecedora, una butaca moderna, una chaise-longue… No importa cómo sea ese asiento especial que va a protagonizar tu rincón de lectura. Lo importante es que sea muy cómodo y que te sientas a gusto en él.

Una buena idea es retapizar tu butaca favorita con algún tejido especial. ¿Qué te parece elegir una bonita tela de terciopelo? Opta por tapicerías suaves y aumentarás el placer de dedicarte a tu afición favorita.

Además, puedes añadir materiales suaves y agradables al tacto: en forma de cojín gustoso, de manta o plaid, de alfombra mullida, etc.

La luz que necesitas

Fuente: The Spruce

Mi primer consejo en lo que a la iluminación del rincón de lectura se refiere es que aproveches al máximo la luz natural. Es, sin duda, la mejor para leer (y para casi todo, añadiría yo). Por eso me encantan las zonas de lectura junto a ventanas amplias.

Fuente: Maisons du Monde

De todas formas, siempre vas a necesitar añadir iluminación artificial a tu rincón de lectura. La mejor forma de hacerlo es combinar una luz ambiental general con una luz puntual. Para esta última, apuesta por las lámparas de pie, que te permiten focalizar la luz al punto en que la necesitas, evitando las molestas e incómodas sombras.

Un aplique de pared, en especial los que son móviles y dirigibles, también te puede servir como luz puntual, siempre que esté cerca de la butaca en la que vas a sentarte a leer. Los apliques funcionan mejor en espacios de lectura más amplios.

Elige bien los colores

Fuente: Pinterest

Puede que esto sea una cuestión de estética, pero a mí me parece importante. Si el rincón de lectura que estamos componiendo ha de ser una zona de relax, en la que se respire paz y armonía, creo que sería buena idea elegir tonos neutros para la decoración, ¿no te parece?

Los tonos neutros, en lo que a los colores de las paredes se refiere, resultan más serenos que los oscuros o muy intensos. Sigue la misma tónica en la elección del mobiliario, complementos y textiles y conseguirás un rincón de lectura de lo más relajante.

Muebles que acompañan de maravilla

Fuente: H&M Home

Además de un asiento confortable, necesitarás otros muebles auxiliares en tu rincón de lectura. Y, si bien no son imprescindibles, sí que te vendrán de perlas. Una estantería, aunque será de pequeño tamaño, es una gran idea. Puede que no puedas colocar en ella todos tus libros, pero sí poner los que estás leyendo o los que vas a leer próximamente.

También es buena idea colocar una pequeña mesa o un taburete si no tienes mucho espacio disponible, para dejar el libro o la taza de café.

Que no falte tu toque personal

Fuente: Westwing

El hecho de que estés creando un sencillo rincón de lectura no significa que no puedas decorarlo a tu gusto con alguna idea especial. ¿Qué te parece si compones una galería
de arte en la pared? Puedes exponer en ella tus fotos favoritas, cuadros o láminas, etc. Lo que más me gusta de esta idea es que el espacio adquiere un aire personal y único absolutamente genial.

Si eres de aquellos a los que les encantan las plantas, puede ser una gran idea colocar en la zona para leer algunas plantas grandes en macetas. Podrás aprovecharte de los muchos beneficios que tienen las plantas en el hogar, además de decorar con ellas y lograr una nota natural muy especial. Poniendo las suficientes, convertirás tu rincón de lectura en todo un vergel.