Cómo montar el árbol de Navidad para que quede espectacular

montar el árbol de Navidad
Fuente: Leroy Merlin

¿Estás pensando ya en dejar que entre en tu casa el espíritu navideño? Comienza por montar el árbol de Navidad en tu salón. Hoy te contamos algunos consejos muy prácticos para conseguir el mejor resultado.

Ahora que hemos estrenado el mes de diciembre llega el momento de rescatar del trastero la decoración navideña y desplegarla por toda la casa. Una de las cosas que me gusta hacer en estos días es montar el árbol de Navidad. Si a ti te ocurre lo mismo y todavía no lo has hecho, es hora de ponerse manos a la obra. Aquí te dejo unos consejos muy útiles para que este año tu árbol resulte espectacular.

Y es que un bonito abeto, decorado y brillante, es uno de los adornos más entrañables de esta época mágica. Se trata de un símbolo con mucha historia detrás, ya que sus orígenes se remontan a tiempos muy lejanos.

Montar el árbol de Navidad: una tradición ancestral

montar el árbol de Navidad
Fuente: Maisons du Monde

Aunque los orígenes de la tradición de colocar y adornar un árbol en Navidad no están totalmente claros, los historiadores creen que se remontan a los pueblos celtas de Europa central, que utilizaban árboles para representar a los dioses que veneraban. Con el tiempo el cristianismo hizo suya esta tradición, asociándola a la Navidad. Primero se decoraba un abeto con manzanas y velas, y después se comenzaron a poner otro tipo de adornos: piñas, bolas, etc.

Prepara el entorno y los materiales

montar el árbol de Navidad
Fuente: Leroy Merlin

Lo primero que has de hacer antes de montar el árbol de Navidad es comprobar que tienes todo lo que necesitas y que los materiales están en buen estado.

Piensa dónde vas a montarlo, en qué rincón de tu salón, por ejemplo. Ten en cuenta que necesitarás una toma de corriente cerca para enchufar la guirnalda de luces. Ten esos detalles bajo control antes de ponerte manos a la obra.

Fuente: Maisons du Monde

En cuanto al árbol, elige uno de un tamaño adecuado al espacio donde lo vas a poner, en tu salón por ejemplo o en el recibidor. Ha de estar proporcionado, si quieres que quede realmente especial. Si no quieres que resulte demasiado abigarrado, utiliza tres colores como máximo. Por ejemplo, plata blanco y rojo; o plata, azul y blanco. Estas son dos combinaciones cromáticas que quedarán genial.

Ensambla todas las partes de tu árbol

Fuente: Leroy Merlin

Para montar el árbol solo tienes que ir siguiendo las instrucciones del fabricante. Coloca primero el soporte y después las diferentes partes de abajo hasta arriba. Asegúrate de que el árbol tiene suficiente estabilidad.

Ahora llega el momento de hacer una de las tareas más importantes a la hora de montar el árbol de Navidad. Se trata de dar forma a las ramas que seguramente estén un poco chafadas después de estar empaquetadas durante casi un año. No tengas prisa y dedica a este paso todo el tiempo que requiera. El porte de tu árbol será más vistoso y el resultado muchísimo mejor.

Luces para iluminar la Navidad

Fuente: Leroy Merlin

Ahora tendrás que montar las guirnaldas luminosas en tu árbol. Ya habrás comprobado que funcionan y que tienes cerca una toma de corriente donde enchufarlas. Para ir colocando la tira de luces comienza por la parte superior y ve enrollándola en el árbol hasta abajo.

La clave está en meter los cables dentro del árbol para que no se vean, e ir entresacando hacia afuera las bombillas, teniendo cuidado de que queden repartidas por todas las ramas. De esta forma las luces quedan integradas en el árbol pero también muy visibles.

Apuesta por el espumillón

Fuente: Leroy Merlin

Ya sé que es un adorno del pasado y que hoy en día ha caído en el olvido pero, ¡a mí me gusta! Me recuerda las navidades de mi niñez, en las que el espumillón era el adorno estrella. Si te pasa como a mí, no todo está perdido. Hoy se pueden encontrar espumillones realmente decorativos y hasta con un toque moderno.

Pero si lo prefieres puedes elegir otro tipo de guirnalda decorativa. ¡Hay una variedad enorme! Cintas, tiras de estrellas, con muñecos, con piñas, con abalorios… Comienza a colocarlas desde arriba, rodeando el árbol. Para un ejemplar de tamaño medio, con dos guirnaldas diferentes será suficiente.

Bolas y adornos, ¡que no falten!

Fuente: Leroy Merlin

La tradición de adornar el árbol con bolas procede de la región francesa de Lorena, cerca de Alsacia. Allí, perdido entre las montañas, hay un pequeño pueblo, Goetzenbruck, en el que existía desde el siglo XVIII una fábrica de vidrio en la que se hacían esferas para relojes. Cuenta la leyenda que en el año 1858 no hubo cosecha de manzanas y no pudieron decorar el árbol. Un maestro vidriero tuvo la idea de soplar unas bolas de cristal para adornarlo, y así comenzó la tradición.

Fuente: Leroy Merlin

A la hora de poner las bolas en tu árbol, ve rellenando los huecos procurando que queden repartidas. Después de las bolas coloca los adornos, poniendo los más voluminosos en la parte inferior.

El pie y la estrella

Fuente: Leroy Merlin

Son los dos últimos detalles para montar el árbol de Navidad. Puedes usar uno de esos tapetes de fieltro que venden para tal fin, o puedes idear alguna solución práctica: desde poner muñecos navideños para tapar el soporte del árbol, hasta colocar regalos hechos con cajas de zapatos vacías, cubrirlo con una tela de saco o con troncos de madera. La imaginación al poder.

Fuente: Leroy Merlin

Para terminar coloca la estrella en la punta o, si te gusta más, otro tipo de adorno: un muñeco, un angelito, una esfera… Tú eliges.

Seguro que este año montar el árbol de Navidad te va a resultar facilísimo. ¡Será la ennvidia de todo el que lo vea!