Cómo usar tu balcón o terraza en invierno

como usar el balcon o terraza en invierno
Fuente: Pixabay

El invierno es una estación que, muchas veces, nos obliga a permanecer en casa para evitar el frío (y con ello gripes y resfriados que nos harán pasar tiempo en la cama). Sin embargo, hay ocasiones en las que echas de menos salir al balcón o a la terraza. Ahora bien, ¿sabes cómo usar tu balcón o terraza en invierno? Nosotros te lo explicamos. 

La vida en tu balcón o terraza en invierno

Pensar en salir al balcón, sentarte y estar unas horas en él leyendo un buen libro puede ponerte el vello de punta. Y lo mismo pasaría si te dijéramos de hacer eso mismo en la terraza de tu casa, o de comer allí con las bajas temperaturas que puede haber (entre 10 y 20 grados). Pero hay muchos que se resisten a perder esos hábitos que se crean en primavera y verano (y que a veces son una forma de desconectar). 

Por eso, te vamos a ayudar a que tu balcón o terraza también sea un lugar útil en invierno y puedas usarlo sin ningún problema. 

Uso de estufas y chimeneas de exterior

Una de las primeras opciones que tienes para lograr tener calor en ese lugar es justamente lo que usan los bares y restaurantes cuando tienen mesas en el exterior. Aparte de colocar una «carpa», lo que hacen es usar chimeneas y estufas de exterior para calentar la zona. Y créenos si te decimos que, cuando te pones al lado, el calorcito se tiene, aunque no haya carpa de por medio. 

Así que podrías optar por ella. Pero si no quieres algo tan grande (ya te avisamos que hay varios tamaños), siempre puedes optar por radiadores eléctricos o chimeneas eléctricas que hacen lo mismo. Lo único que pueden necesitar un enchufe. Pero si las usas y con una manta diriges el calor haciendo donde quieres, siempre estarás calentita. 

como usar el balcon o terraza en invierno
Fuente: Pixabay

Libre de frío con plásticos

Pues sí, puede que una carpa no sea lo mejor para tu balcón o terraza, pero podrías impedir que el frío entre en tu casa colocando un plástico, por ejemplo, en el balcón tapando la zona que da al exterior. De esa manera, aunque haga aire, puedes estar en el balcón porque no te afectará. 

Y en el caso de la terraza ocurre algo similar, ya que, de esa manera, se conserva mucho mejor el calor de la zona y no estarás tan a expensas de una fuente de calor. Aquí también puedes usar pérgolas o construcciones que “encierran” esa zona para no pasar frío.

Mantas y cojines

Ya sea un balcón o una terraza, seguro que tienes una zona donde te gustaría sentarte. El problema es que, cuando lo hacemos, al poco tiempo, y debido a que no nos movemos, el cuerpo empieza a tener frío (sobre todo los más frioleros) y necesitan taparse o ponerse cerca de una fuente de calor para no empezar a tiritar. 

Pues para eso, nada como dejar por allí tus mantas más gruesas y que den calor. Hasta un edredón nórdico sería perfecto para conseguir que el calor que emana de tu cuerpo (porque sale, no lo dudes) se convierta en tu propia estufa personal con el edredón. 

Eso sí, quizá también necesites guantes y bufandas para la cara y las manos, que son las zonas que más podrían quedar «desamparadas». 

como usar el balcon o terraza en invierno
Fuente: Pixabay

Una buena iluminación

Aunque no lo creas, las bombillas y la luz en general también provoca calor. Es cierto que, en el caso de los led, ese calor es mínimo, y apenas si se nota, pero eso no quita que no uses alguna iluminación para el balcón o terraza en invierno si quieres usarlos. 

Y eso dará calor. 

No te podemos decir que sea lo suficiente para conseguir el objetivo de no pasar frío en el exterior, pero sí transformará ese lugar en uno más cálido y donde te apetezca estar, aunque pienses que vaya a hacer frío. 

Las guirnaldas o luces que puedas colgar en paredes, techos o incluso en barandillas te servirán para darle ese toque diferente. 

Construye un pequeño fuerte

En este caso vamos a dividirlo en dos partes.

Si lo que tienes es un balcón, lo normal es que solo una parte del mismo dé al exterior, con una barandilla. Pues bien, se trata de taparla con algún elemento que impida que el frío entre por esa zona. De esa forma, de cintura para abajo no tendrás frío, y si estás sentada, tampoco. La parte superior puedes usar lo que te hemos recomendado antes (un plástico, cortina, etc.). 

Si lo que tienes es una terraza, puedes hacer una especie de «valla» para delimitar la zona. De esa manera, estarás «sellando» el espacio e impidiendo que el frío se apodere de él. 

Usar un balcón o una terraza en invierno ya es posible, solo tienes que trabajar un poco en él para conseguir lo que ya tenías en primavera y verano. ¡Y seguir disfrutando de esa parte de tu casa!