Cómo plantear en tu casa una decoración en blanco y negro

Este clásico del interiorismo nunca pasa de moda. Continúa funcionando por mucho tiempo que transcurra porque es una combinación ganadora. La decoración en blanco y negro es un recurso formidable para cualquier estancia de la casa, ya sea el salón como el comedor, la cocina, el cuarto de baño o el dormitorio. Te contamos los secretos para crear espacios geniales con este dúo perfecto.

decoración en blanco y negro
Fuente: Ikea

Elegante, cosmopolita, muy glamourosa y tremendamente moderna. Así es la decoración en blanco y negro, una mezcla de dos colores esenciales que queda bien en cualquier espacio. Pero… ¿siempre queda bien? ¿Es un éxito siempre? En realidad, la clave es aprender a dosificar cada uno de los colores, tratar de descubrir hasta qué punto hemos de apostar por el blanco y hasta qué punto por el negro. ¿Te animas a jugar esta partida?

decoración en blanco y negro
Fuente: Ikea

La paleta cromática del blanco y el negro, sin que exista ningún otro color de por medio, es muy frecuente en interiorismo. Es cierto que hoy no vamos a descubrirte nada nuevo… o sí. Porque aunque lo hemos visto muchas veces, no siempre es de la manera adecuada. Hoy vamos a enseñarte cómo aprovechar la decoración en blanco y negro de la mejor forma para crear ambientes únicos.

Decoración en blanco y negro: una combinación infalible

decoración en blanco y negro
Fuente: Pinterest

En materia de color y decoración de espacios no hay nada escrito. Hay personas a las que les encanta vivir rodeadas de color, y otras más sobrias que prefieren todo lo contrario. Para aquellas que no necesitan colores intensos y alegres a su alrededor, la decoración en blanco y negro es una mezcla muy acertada.

Fuente: Pinterest

Si aprendes a plantearla de forma correcta, te ayudará a crear espacios elegantes y muy modernos, un tanto sobrios pero con estilo. En ocasiones puede resultar un poco fría, pero existen estrategias para añadir calidez a una decoración en blanco y negro. Por ejemplo, añadir elementos de madera, o combinar textiles con texturas diferentes: punto, lana, etc.

Carácter neutro

Fuente: Dekoria

Una de las mayores cualidades de la decoración en blanco y negro es su carácter marcadamente neutro. Podemos crear ambientes muy serenos, como si estuviésemos manejando la paleta de los colores neutros que tantas ventajas tienen a la hora de decorar.

De hecho, la decoración en blanco y negro muchas veces es protagonista en ambientes de estilo minimalista, de líneas puras y colores básicos, esenciales.

Blanco y negro… y madera

Fuente: Pinterest

Si tuviésemos que poner un pero a la decoración en blanco y negro, este sería que puede resultar un tanto fría, poco acogedora. En especial cuando se trata de ambientes muy contemporáneos, minimalistas, con muebles de líneas rectas y puras.

Sin embargo, existen maneras de subir la temperatura de estos ambientes. Una de las más efectivas es la de añadir al conjunto unos toques de madera que lograrán caldearlo. Harán que los espacios decorados al dictado de esta pareja cromática se vuelvan mucho más acogedores, más cálidos y confortables.

La madera puede estar en las superficies, en los pavimentos o en las paredes, y de esta madera tendrá un papel más protagonista. Pero también puedes introducirlo en muebles, en mayor o menor medida.

Lo bueno que tiene añadir toques de madera a la decoración en blanco y negro, es que no distorsiona en absoluto la combinación dual de estos dos tonos clave. La madera, más que un color, es un material y no distrae la atención de la esencia del espacio.

La mejor forma de usar el mix black&white

Fuente: Kenay Home

En la manera de utilizar esta combinación de colores es donde reside el éxito o el fracaso. Para acertar, lo mejor es empezar por el blanco que será el color de base, el que estará en mayor proporción. La razón es porque resulta luminoso y perfecto como punto de partida.

Utiliza el negro para los detalles. Para algunos muebles, para mezclarlo con el blanco en estampados de textiles, para patrones de diseño… Los motivos geométricos resultan especialmente atractivos: rayas, círculos, figuras, etc. Otros elementos muy especiales para decorar son los cuadros, desde fotografías en blanco y negro hasta láminas o carteles.

¿Y las paredes? ¿Puedes pintarlas de negro? Pues todo depende. Si el espacio es luminoso y solo vas a pintar una pared o parte de una de ellas, el resultado puede ser espectacular. En algunos espacios la pintura de pizarra negra se convierte en un aliciente para la decoración. Apuesta por ella para la cocina y para los cuartos infantiles, por ejemplo.

La decoración en blanco y negro es una apuesta ganadora. Solo tienes que tratar de sacarle el máximo rendimiento a una gran idea que no pierde actualidad ni vigencia. Además, gracias a su espíritu sobrio, si con el tiempo te cansas de esta combinación y te apetece un poco de tecnicolor, solo tienes que introducir el que prefieras: todos funcionarán bien en un espacio black&white.