Factores a tener en cuenta a la hora de elegir la mampara del baño

Dentro del baño, uno de los elementos más importantes que nos podemos encontrar son las mamparas ya que se encargan de evitar que el agua salpique y acabe todo el suelo empapado. También actúa aislando el recinto de la bañera o ducha, conservando mayor tiempo el calor generado por el agua caliente. Por todo esto, y para pueda cumplir con todas sus funciones básicas, es importante conocer los factores más importantes a la hora de elegir la nuestra. Como ya sabréis, en el mercado existen una amplia variedad de diseños, por lo que elegir el adecuado puede suponer un problema si no tenemos todo claro. De todas formas, siempre es recomendable adquirirlas en un sitio de confianza que nos puedan ayudar. Por ejemplo, comprar mamparas de bañera en solomamparas.es, expertos en este campo con una larga trayectoria.

Materiales y acabados

A la hora de comprar una mampara para el baño, uno de los puntos donde nos tenemos que fijar es el material en el que está construida. Nos encontramos dos grandes grupos: el cristal y el acrílico, cada una con sus características

Mamparas de cristal

Suele ser la opción favorita por los usuarios ya que ofrece una mayor calidad, durabilidad y por los muchos diseños que podemos encontrarnos. En el caso de decantarnos por esta opción, es importante tener presente ciertas cosas respecto a este material:

  • Grosor del cristal: Aquí nos encontramos un rango que oscila entre los 4 y los 8 mm, aunque 6 mm suele ser los más adecuados para garantizar estabilidad y seguridad.
  • Transparencia: Apostar por modelos transparentes, nos ayudará a conseguir una sensación de mayor amplitud. Por otro lado, los modelos translúcidos son perfectos si queremos priorizar la intimidad, así como las opciones de serigrafiados.
  • Mantenimiento: Si queremos que el cristal esté siempre como el primer día, es importante asegurarnos de que ha sido tratado con algún producto antical que se encargue de repeler el agua y evitar la incrustación de la cal.

Mamparas acrílicas

Suele ser una opción menos habitual y que ofrece una menor calidad. Como principal ventaja, resaltar que se trata de un producto más económico, lo que las convierte en una buena opción en aquellos casos donde no se dispone de mucho presupuesto.

Tipo de perfilería

La perfilería se encargará de aportar estética al diseño de la mampara, aunque no siempre es necesario que esta esté presente. En el caso de que se trate de un espacio pequeño, no utilizar perfilería nos permitirá tener una mayor superficie de transparencia, lo que conseguirá crear una sensación de mayor amplitud. También nos aportará un toque más moderno.

En el caso de querer utilizar perfilería, podemos encontrarnos varias alternativas:

  • Aluminio: Se trata de un material muy resistente y que se puede adaptar a cualquier espacio, además de ser más ligero.
  • Acero inoxidable: Cada vez se utiliza menos ya que su calidad es más limitada.
  • PVC o cromados: Se trata de una alternativa más económica, aunque es importante aplicar algún tratamiento contra la humedad para que no se ponga feo.

El tipo de puerta de la mampara

A la hora de elegir el tipo de puerta, nos podemos encontrar varias opciones, dependiendo de las necesidades de cada uno. Veamos cuales son estos tipos.

  • Puertas correderas: Se trata del modelo perfecto para baños que cuentan con dimensiones pequeñas, ya que por su apertura, no restarán espacio.
  • Puertas abatibles: Aquí nos podemos encontrar puertas que se abren hacia dentro, hacia afuera o en ambos sentidos. Hay que tener en cuenta el espacio del que disponemos ya que la puerta ocupará un espacio extra.
  • Puertas de panel fijo: Ideales para espacios de pequeñas dimensiones aunque pueden suponer un inconveniente para personas con movilidad reducida.

Rodamientos de las puertas

Aunque es algo en lo que las personas no se suelen fijar, es un factor muy importante si queremos que nuestra mampara dure el máximo tipo posible. Hay que tener claro que con el uso , todo se va desgastando llegando a un punto en el que empiece a fallar. Esto llegará antes de lo previsto si los rodamientos que pueda utilizar nuestra mampara no son los adecuados. Lo más recomendable es que para conseguir un mejor deslizamiento y que la puerta abra más suave, que la mampara cuente con un sistema doble.

También se recomiendan que estos rodamientos puedan ser desmontados con facilidad para un mejor mantenimiento y limpieza de los mismos.

Si tenéis en cuenta este tipo de factores a la hora de elegir vuestra mampara de baño, podéis estar seguros de que la elección será la correcta.