Patrones: 7 ideas para decorar con ellos

decorar con patrones
unsplash.com

Cuando se trata de patrones decorativos no es fácil encontrar un esquema que se ajuste a tu personalidad o a lo que quieres lograr en tu estancia. Por eso, queremos darte algunas ideas para decorar con patrones. Podrás escoger la idea que más te guste y te llene de entusiasmo.

De hecho, es más fácil de lo que te imaginas. Solo tienes que comprender las reglas básicas de decorar con patrones y después será coser y cantar… Incluso te atreverás a romper las normas para seguir tus gustos.

Antes de nada, lo que debes saber al color patrones en capas, es que por ejemplo, es mejor que combines diferentes estilos y escalas en una misma estancia. El patrón que escojas como dominante en la estancia como por ejemplo en una alfombra, deberá ser la pauta a seguir para el resto del espacio.

decorar con patrones
unsplash.com

A continuación, las capas extras de patrones que sean complementarios o para generar contraste, tendrán que aumentar el interés visual. Esto por ejemplo, tendrás que añadirlo en accesorios como cojines, mantas, cortinas, etc.

Recuerda que los patrones están muy bien si los sabes combinar, pero lo que resulta fundamental también es que esos patrones encajen bien con el resto de la decoración y colores de la estancia. Es algo que debes tener muy en cuenta antes de escoger un patrón en concreto.

Una vez sabido todo esto, vamos a darte algunas ideas para que decores la estancia de tu hogar que prefieras con patrones y que además, te queden muy bien. Escoge las ideas que más te gusten y de esta manera, serás capaz de encontrar esa armonía con patrones que tanto quieres.

1. Patrones geométricos en blanco y negro

Para los espacios minimalistas, los patrones geométricos en blanco y negro son una idea fabulosa. Pueden ir muy bien en una pequeña área de descanso. El estilo de color monocromático te llenará de energía. Puedes poner un estampado en una pared de acento con este estilo y después añadir por ejemplo, dos sillas como patrón complementario. ¿Y si después añades una alfombra con un estampado en zigzag también en blanco y negro? Te encantará el resultado.

2. Un estilo de patrón específico

Pues escoger un patrón para decorar que sea específico y así, generar una sensación de cohesión en la estancia. Por ejemplo, en una sala de estar con estilo boho, puedes incluir cojines decorativos con patrones trucos y con colores algo brillantes. Este patrón puede encajar por ejemplo, con pufs o cortinas que tengan un estilo marroquí.

3. Alfombra de gran tamaño con patrón

Otra regla que puedes seguir es escoger una alfombra de gran tamaño que encaje en tu estancia y que ésta tenga un patrón que te guste. Al mismo tiempo puedes incorporar unos cojines a la estancia que también tengan diferentes patrones para aumentar el interés visual.

decorar con patrones
unsplash.com

4. Papel tapiz llamativo con una alfombra simple

Otra idea que es muy interesante es escoger una pared para que sea un punto focal y añadir papel tapiz o papel pintado con unos patrones que te gusten y te interesen siempre que lo veas. Al mismo tiempo, en la misma estancia puedes optar por una alfombra que tenga un color sólido o un diseño simple.

5. Patrones para crear un ambiente hippy feliz

Hay patrones que te ayudarán a crear un ambiente happy feliz, esto significa que puedes crear una pequeña estancia ecléctica o sala de estar con cojines que tengan colores vivos y con telas estampadas al estilo hippy de los años 70. Te sentirás bien con solo entrar, aunque eso sí, este tipo de estampado es mejor que lo hagas en los accesorios para evitar que sientas que estás cargando demasiado la estancia.

6. Patrones llenos de textura y color

Otra idea es llenar los patrones decorativos con mucho color y textura. Por ejemplo, puedes añadir una alfombra geométrica de color rosa fucsia para que ilumine a los muebles en tonalidades más neutros. Añadir unas cortinas con un diseño sutil y abstracto también puede ser un gran punto decorativo. Y si quieres añadir toques finales, puedes escoger cojines decorativos con patrones diferentes cada uno pero que contraste con el resto de la decoración.

decorar con patrones
unsplash.com

7. Combinar patrones divertidos

Si te gusta probar cosas nuevas, puedes probar a combinar patrones divertidos en tu estancia. Pues escoger diseños muy diferentes pero con tonos que encajen. Por ejemplo puedes escoger un color mandarina con un azul índigo para que encajen en un salón donde quieres añadir patrones en color mostaza y mermelada, por ejemplo. ¿Y si además añades una alfombra con patrones florales delicados? ¡Es una combinación atrevida pero divertida!

Ahora que ya sabes algunas ideas para decorar tu estancia preferida con patrones y que además encaje bien con tu estilo y personalidad, ¿a qué esperas? Solo tienes que ponerte manos a la obra y verás que no te arrepentirás de este estilo decorativo.