Trucos e ideas para renovar la casa con pintura (II)

En un post anterior os contaba algunos trucos prácticos para renovar la casa con pintura. Hoy vamos a seguir con el tema, porque hay muchas cosas que debes saber si te propones pintar tu casa como un verdadero profesional.

renovar la casa con pintura

Después de dar ciertas recomendaciones para elegir el color de las paredes (y acertar), de hablar sobre la importancia de preparar el soporte antes de pintar (es decir, la propia pared o el techo) y de contaros algunas cosas sobre cuál es la mejor pintura en cada caso, hoy me gustaría profundizar un poco más en los diferentes productos que existen, porque eso influirá directamente en vuestra forma de renovar la casa con pintura.

renovar la casa con pintura

Y es que en los últimos años se ha producido un gran avance en lo que se refiere a las pinturas con las que redecorar nuestras habitaciones. Si antes había temple, pintura plástica y poco más, hoy el mercado nos ofrece un montón de productos capaces de solucionar diferentes problemas. Sigue leyendo y verás.

Cómo renovar tu casa con pinturas especiales

renovar la casa con pintura

Es increíble la forma en que se ha desarrollado el mundo de las pinturas para paredes. Puede que creas que estos avances se quedan en que ahora existe un catálogo de colores casi infinito. Pues no, va mucho más allá.

En la actualidad hay pinturas que solucionan problemas concretos; que ofrecen una prestación especial y única, y que son capaces, además de decorar, de purificar el aire de la habitación, de disimular defectos o de convertir la pared en una pizarra.

renovar la casa con pintura

Entre estos productos mágicos, destacan varios tipos de pintura como la fotocatalítica que, si le da la luz, es capaz de eliminar las partículas tóxicas que pueden existir en el aire de un espacio, y también los malos olores. O la pintura magnética, que hace que tu pared quede imantada y así puedes colgar notas y posters con imanes.

Seguro que ya conoces la pintura de pizarra, perfecta para cuartos infantiles. Como lo es igualmente la pintura quitamiedos, que se ilumina en la oscuridad. Hay un producto para cada circunstancia, lo cual nos ofrece un sinfín de opciones a la hora de renovar la casa con pintura.

¿Y para la cocina o el cuarto de baño?

Las zonas húmedas de la casa, en especial la cocina o el baño, también tienen derecho a ser redecoradas, ¿no crees? Lo mejor es elegir pinturas anticondensación, que reducen el vaporque se suele formar en estos espacios (sobre todo en el baño). Estas pinturas resisten sin problemas el moho, los hongos y son muy fáciles de limpiar.

Y si estás cansado de los aburridos azulejos que tienes en tu cuarto de baño o en la cocina, ¿por qué no te animas y pintas las paredes? Existe un tipo de pintura especial que puede usarse sobre paredes alicatadas.

Se trata de esmaltes extremadamente duros y resistentes, que también son fáciles de aplicar. Solo tienes que limpiar bien la pared para eliminar cualquier resto de grasa, dar una mano de imprimación y pintar encima. Algunas marcas, incluso, no requieren ni siquiera de dicha imprimación, ya que se adhieren perfectamente.

Solucionar problemas a través de la pintura

Además de ser un recurso importantísimo para decorar un ambiente, la pintura es una gran ayuda si necesitamos resolver algún problema o inconveniente. Por ejemplo, si tienes niños pequeños en casa ya sabrás lo difícil que puede llegar a ser mantener las paredes limpias (que estén impolutas y sin marcas es misión imposible).

Pues bien, para evitar este problema al menos en sus cuartos puedes pintar un zócalo de un color más oscuro que el resto de la pared, ya que la suciedad y las rozaduras de los peques estarán sobre todo en la parte inferior. Un truco práctico que disimulará un montón las manchas y rayones.

También te ayuda elegir una pintura mate, puesto que refleja menos la luz y de esa manera disimula más cualquier desperfecto o marca de la pared. Las superficies brillantes son más delatoras y los defectos se notarán mucho más.

La pintura modela el espacio

Es sorprendente comprobar de qué forma la luz y el color, y por tanto también la pintura, son capaces de cambiar un espacio y de mejorar nuestra casa. De conseguir que una habitación parezca más amplia o más pequeña, más alta o estrecha…

Por eso es tan importante, a la hora de renovar la casa con pintura, conocer de qué forma podemos modelar el espacio para lograr que este se perciba como nosotros queremos.

Y es que la lista de efectos que podemos conseguir eligiendo la pintura de una manera u otra es interminable. Ya sabemos que el color blanco o blanco roto puede agrandar una habitación y multiplicar la luz, y que los techos blancos más claros que las paredes y el suelo parecen más altos.

Si, por el contrario, quieres que el techo parezca más bajo de lo que es, píntalo de un color más oscuro que las paredes. Y para acercar la pared del fondo de la habitación solo tienes que elegir para ella un color más oscuro que el del resto y que el del techo.

Todas estas recomendaciones dejan bastante claro, por si te quedaba alguna duda, que renovar la casa con pintura no solo es posible, sino que es fácil, barato y realmente efectivo. ¿Te animas?

Fotos: Bruguer.